Basadas en una antigua tradición marinera, las sangaree’s, las ‘madres’ de las sangrías, son los cócteles de autor con los que Terracotta, el restaurante del joven empresario leonés Ignacio Sánchez, propone agitar esta primavera-verano con opciones frescas y todoterreno perfectas para disfrutar también en su terraza.

Las seis propuestas creadas por Libé Unique Cocktails, una incluso sin alcohol, reúnen frescura, originalidad y fruta en un trago nunca antes visto en Madrid que llega a Velázquez 80 para reforzar la nueva temporada del restaurante con un trago distintivo cargado de historia y que es ideal para cualquier momento del día.

Inspirado en el primer material con el que se levantaron imperios, Terracotta se define por una filosofía de respeto al oficio, un formato fine dining y una apuesta por la artesanía en su propuesta gastronómica, en su coctelería y en cada detalle de su interiorismo.

 

Se atribuye a los marineros británicos en su rumbo a las Indias Occidentales durante el siglo XVII la creación de los primeros sangaree, una bebida a base de vino de Oporto y de Madeira al que se añadían frutas, especias y azúcar, convertido casi en un tónico con aspecto de ponche con el que aguantar las travesías transoceánicas. Del mismo modo que el grog, estas potentes mezclas tenían varias misiones: fortalecer al marinero —por el azúcar—, distraerlos y, sobre todo, evitar que consumieran agua insalubre. Sería ya en 1722 cuando un misionero francés, el Padre Labat, publicase su testimonio americano en Nouveau Voyage aux isles Françoises de l’Amérique y pusiera por escrito aquella costumbre marinera. Bajo el término sangaree, que Labat interpretaría como ‘sang gris’, es decir, sangre gris, acabaría aterrizando en oídos españoles como las que recogió Esteban Terreros a finales del siglo XVIII en Diccionario castellano con las voces de ciencias y arte, dando el pistoletazo de salida a lo que nosotros acabamos conociendo como sangría.

 

Ahora, 300 años después, el restaurante Terracotta se inspira en este trago histórico, primo hermano de la sangría, para adaptarlo al siglo XXI. De ese concepto, marcado por el intenso color rojo de la mezcla, aparece ahora en la carta del restaurante ubicado en Velázquez 80 este trago individual, de autor y refrescante capaz de acompañar un almuerzo o cena, de ser el rey del afterwork o de alargar su presencia durante las noches.

 

Basada en macerados naturales y en distintos tipos de vinos y mezclas de especias, Terracotta sorprende con una colección de sangrías de autor diseñada por el equipo de Libé Unique Cocktails, que han creado tragos poco alcohólicos, muy aromáticos, ligeros y de carácter frutal que hacen de la frescura y la versatilidad su razón de ser.

 

UNA BASE TOTALMENTE NATURAL

Seis sangaree’s conforman la actual carta de sangrías de Terracotta, para su concepción la consultora de bebidas Libé Unique Cocktails se ha inspirado en esencias naturales que crean tragos equilibrados, ajenos a la contundencia histórica de las sangaree’s.

 

Enfocadas desde varias perspectivas gustativas, la carta destapa una colección casi perfumística. Cítrica & floral; afrutada & especiada; cremosa & herbal; dulce & aromática; ananá, y sangaree tropical sin alcohol son las propuestas para todos los públicos donde los protagonistas son los macerados artesanales de Terracotta y la fruta fresca.

 

Elaborados totalmente por ellos, las sangaree’s se inspiran en ese matiz especiado donde encontrar una propuesta para cada paladar. De los puntos chispeantes de la sangaree cítrica & floral, a base de licor de sauco, espumoso de fruta de la pasión, zumo de limón y de pomelo amarillo y de miel de azahar, a los matices golosos de la sangaree afrutada & especiada, donde el licor de vainilla y el vino oloroso ponen el toque de la especia, equilibrados por la frescura del espumoso de fruta de la pasión, del zumo de naranja y de limón y de un sirope a base de panela hecho con fresa, piel de naranja y canela.

 

A su lado, los toques de la sangaree ananá, que irradia frescor y jugosidad con un tepache de piña —un fermentado parecido a la kombucha—, licor de coco, sirope de mango y una soda de zumo de piña elaborada en Terracotta. Siempre con el producto fresco como base, las sangaree’s se convierten en un vendaval de fruta y delicadeza que dejan atrás la corpulencia de sus predecesoras y se alejan también de la aspereza de las clásicas sangrías populares. Y añade opción sin alcohol, que denomina sangaree tropical.

 

Algo que también demuestra la mezcla cremosa & herbal, que aúna lo mejor de varias culturas, viajando de Oriente a Occidente. Licor de lichi, sirope de agave y sidra de manzana con pera son la base de un trago en el que pone el punto cítrico con zumo de limón y las notas herbáceas con un merengue de lavanda.

 

Por su parte, la sangaree dulce & aromática es la opción más frutal y de temporada a base de licor de albaricoque, zumo fresco de limón, sirope de arce y vino Chardonnay con melocotón sanguino.

 

PARA CUALQUIER MOMENTO DEL DÍA

Gracias a ese carácter floral y frutal, las sangaree’s representan una opción tan disfrutona como gastronómica con las seis propuestas de Terracotta, ya que su contenido alcohólico es muy bajo y sus bases son esencialmente a base de frutas.

 

Para acompañar resulta ideal la carta de comidas de Terracotta, que firma el chef y asesor gastronómico Carlos Núñez y que está caracterizada por una marcada filosofía de artesanía gastronómica, con platos también muy frescos, y marcada de guiños exóticos como el säam de papada ibérica glaseada con piña y hierbabuena, al que le irá de fábula la sangaree cítrica & floral; propuestas originales y únicas como el puerro a la brasa con tartar de gambón, perfecto junto a la sangaree afrutada & especiada, o platos a base de producto como la corvina a la brasa con puré de coliflor y remolacha junto a la sangaree cremosa & herbal.

 

Perfecta compañía para la primavera madrileña y para disfrutar tanto en su acogedora sala o en su terraza, las sangaree’s también son la pareja ideal para extender las sobremesas y convertirlas en un delicioso afterwork al aire libre o, ya para amantes de las primeras notas de la noche, cuando se busca un trago que reúna frescura y sabor sin necesidad de recurrir a la coctelería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.