Qué dirías si te cuento que existe un pan perfecto para consumir en verano? Una vistosa hogaza de un intenso color amarillo, que más allá de su colorido, posee grandes propiedades nutricionales que la convierten en el aliado ideal para nuestra dieta durante los meses más calurosos. Se trata del pan de maíz, espelta y cúrcuma con el que nos será más sencillo mantener el peso, regenerar la piel después del sol y tener unas digestiones más ligeras. Este pan lo puedes encontrar en las tiendas de Levaduramadre Natural BakeryEl maíz es un alimento muy rico en almidón y por lo tanto muy saciante, esta cualidad permite calmar la sensación de hambre durante mucho tiempo haciendo que nos olvidemos del peligro de picar entre horas – asegura Moncho López.

 

Además está completamente libre de gluten, por lo que ayuda a digestiones mucho más ligeras: La espelta por su parte posee gran cantidad de fibra soluble, un tipo de fibra especialmente indicada para retrasar la absorción de carbohidratos. Además, es una gran fuente de un aminoácido esencial llamado lisina, imprescindible para que el cuerpo produzca tanto elastina como colágeno, que son las proteínas que le dan a la piel su firmeza y flexibilidad, y son más que necesarias para regenerar la piel tras una prolongada exposición al sol. Ambos ingredientes nos aportan zinc, un mineral que está especialmente indicado para la fotoprotección de la piel contra los rayos ultravioleta (UV), tanto es así que muchos filtros solares, que proporcionan un amplio espectro de protección UV, lo utilizan para su fabricación de óxido de zinc.

 

Y por último… la cúrcuma, una especia que lleva de moda varios años y cuyos beneficios incluye la mejora de los procesos digestivos, la prevención del envejecimiento prematuro de la piel y el freno al daño celular causado por los radicales libres: Es un pan que sienta muy bien al organismo y es precisamente ese el motivo por el cual preferimos mezclar el maíz con espelta en lugar de con trigo, buscando potenciar esa facilidad en la digestión, y le añadimos un toque de cúrcuma, una especia muy adecuada también en este sentido – explica Moncho.

 

Tiene una miga compacta y un bajo contenido en gluten que combina muy bien con cualquier tipo de verdura y hortaliza, con pescados y carnes blancas” – perfecto por tanto para maridar con esos platos frescos y ligeros que son precisamente los que más apetecen en verano.

Por revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.