Jean Leon Vinya La Scala mantiene vivo el espíritu de su creador 40 años después

El espíritu de los vinos de Jean Leon se ha mantenido intacto a lo largo del tiempo, preservando el legado de su creador. Con esta constatación, concluía Mireia Torres, directora de la pequeña bodega del Penedès, la cata vertical de Vinya La Scala Gran Reserva celebrada esta semana en el Congreso Internacional del Vino Enofusión, en Madrid, con un centenar de asistentes. En un viaje en el tiempo a través de siete añadas desde 1975 hasta 2012, Mireia Torres, junto al sommelier Sergi Castro, desgranaron el estilo y evolución del que que el primer vino elaborado mayoritariamente con cabernet sauvignon en España.

La génesis de este vino se remonta al 1964 cuando Jean Leon, un cántabro emigrado a Estados Unidos que había triunfado como restaurador en Hollywood, plantó en una finca del Penedès cabernet sauvignon a partir de los restos de poda que él y el enólogo Jaume Rovira habían recogido – de extranjis – del reputado Château Lafite de Burdeos. De este viñedo, cuyos suelos margo-arcillosos y con buena retención de agua son óptimos para el desarrollo de la cabernet, nació en 1969 el primer vino, que Jean Leon destinó íntegramente al restaurante La Scala que regentaba en América, mientras continuaba introduciendo variedades nobles en el Penedès para elaborar vinos de marcado estilo francés.

Pero no fue hasta 1981 que saltó a la fama como bodeguero, especialmente en España, cuando se supo que el vino que había elegido Ronald Reagan para su cena de investidura como presidente de Estados Unidos era de Jean Leon, con quien mantenía amistad. Era su Cabernet Sauvignon Gran Reserva de la añada 1975.

Y con esta añada del 1975 empezaba la cata en Enofusión, seguida de las cosechas del 1982, 1989, 1994, 1998, 2000 y 2012. Un repaso histórico que, según Mireia Torres, ha permitido constatar cómo el aumento gradual de temperaturas ha tenido una incidencia no solo en el grado alcohólico del vino, pasando de 11,1ºC en 1975 a 14ºC en 2012, sino en su elaboración ya que a partir del 1996, se dejó de utilizar cabernet franc en el cupaje, que hasta entonces había ayudado a compensar la astringencia de la cabernet sauvignon que se fue suavizando con la subida de las temperaturas. Y es que, mientras que en las primeras cosechas ningún día alcanzaba los 30 grados de temperatura, a finales de los ’80 ya se registraban entre 35 y 45 días al año con estas temperaturas elevadas.

“Hemos mantenido nuestro compromiso con Jean Leon de preservar su legado pero nos hemos tenido que ir adaptando a la nueva realidad climática. También hemos introducido algunos cambios en la elaboración del vino como la incorporación de depósitos de cemento y la mejora de la entrada de la Uva”, comentó Mireia Torres.

La evolución de Vinya La Scala también se constata por fuera. La etiqueta afrancesada de este gran reserva dio paso en 1994, año en que Jean Leon vendió la bodega a su amigo Miguel A. Torres, a etiquetas que reproducían obras de artistas reconocidos en cada nueva añada, si bien con anterioridad ya había habido dos ediciones especiales vinculadas al mundo del arte.

Según Mireia Torres, “Vinya La Scala puede describirse como un vino que presenta multitud de matices aromáticos y con una estructura elegante y buena acidez”. A pesar de que la añada 1975, elaborada con 5% cabernet sauvignon y 15% cabernet franc y envejecida en roble americano, fue la que dio a conocer mundialmente Jean Leon, para la directora de la bodega una de las añadas más espectaculares de Vinya La Scala es la 1982. Un vino con agradables notas balsámicas y de cuero que exhala frescura y una voluptuosidad que no se encuentra en
la añada 1989, de corte más bordelés y envejecido en parte en roble francés, con notas herbáceas y un fondo tostado.

La añada 1994 mantiene todavía el cupaje original pero ya utiliza únicamente roble francés para la crianza y resulta en un vino que todavía muestra gran potencial de envejecimiento. La añada 1998 es, según Mireia Torres, otra de las grandes cosechas de Vinya La Scala. Un cabernet sauvignon 100%, envejecido en roble francés, que presenta una buena estructura y voluptuosidad, con un estilo más mediterráneo. Ya en el siglo XXI, las añadas 2000 y la actual 2012 se caracterizaron por ser más bien secas y cálidas, con temperaturas moderadas durante
la maduración, resultando en “vinos golosos y afrutados pero también con todo lo que se espera de un cabernet sauvignon”, sentenció Mireia Torres.

SOBRE JEAN LEON:

Jean Leon es una bodega boutique del Penedès, fundada en 1963 por Jean Leon, un visionario que materializó sus dos grandes sueños: abrir el restaurante más lujoso de Hollywood y elaborar un vino exclusivo para deleitar su selecta clientela. La bodega, propiedad de la Familia Torres desde 1994, es pionera en el cultivo de las variedades de cabernet sauvignon y chardonnay en España y en obtener el reconocimiento de ‘Vi de Finca’, el mayor reconocimiento al que puede optar un vino en Catalunya. Desde la añada 2012 todos sus vinos están certificados como ecológicos por el CCPAE y se exportan a más de 40 países.

MÁS INFORMACIÓN:

Júlia Escofet · Communication & PR Jean Leon
T. 93 817 77 58 jescofet@torres.es
www.jeanleon.com · http://blog.jeanleon.com/

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.