El restaurante Amaya celebra su 75 cumpleaños renovado

Renovación con la que Amaya estrena su reapertura y 75 cumpleaños

El restaurante Amaya de Barcelona, abierto desde 1941 y situado en el corazón de las Ramblas, celebró el pasado 30 de mayo su 75 aniversario tras la reciente modernización de sus instalaciones y la reapertura de su bar. Con esta restauración, se ha conservado el decorado original añadiéndole un toque más fresco.

Este negocio, inaugurado por un catalán y un vasco que habían trabajado juntos en el norte, diversifica su oferta sin desatender la base de su cocina: una esencia vasca que sigue vigente. Entre algunos de sus platos más representables destacan los mejillones en su tinta, la merluza en salsa verde, el bacalao al pilpil. Igual que otros platos históricos de la casa que más acogimiento han tenido por parte del público como el rabo de buey estofado, las cocochas de bacalao y la merluza.

Las actuales gerentes
de esta casa de comidas familiar, Laia y Mireia Torralba, hijas y nietas de propietarios del local, han intervenido para que todo siguiera igual. La esencia del considerado restaurante de cocina vasca más antiguo de Barcelona sigue intacta, sin embargo, Amaya ahora va algo más allá y recupera el servicio de bar del que disfrutó Barcelona a mediados del siglo pasado dirigido por Antonio Torralba, la primera generación de la familia al frente del negocio.

Generación familiar al frente del restaurante Amaya
Ahora la cocina clásica de Amaya también se presenta en pequeño formato, es decir, en platillos, sobretodo para aquellos que vayan con más prisa y así puedan disfrutar de una corta pero intensa parada. Se ofrecen desde tapas con gildas y el mejor jamón y embutido Joselito, hasta platillos más elaborados y clásicos, como las croquetas o los calamares. Otros de sus platos estrellas son las minihamburguesas, el canelón trufado o los huevos estrellados.

Además de la apertura del bar, Amaya trae más novedades en su aniversario y ha apostado por la fórmula menú de mediodía a precio módico. Así, el gourmet puede comer en Amaya a la hora que quiera (la cocina tiene horario ininterrumpido) y en el formato escogido: ya sea una cena informal, una comida de mesa relajada o un menú más creativo con sello Amaya.

Durante los 365 días del año, en los que se mantiene abierto al público,  Amaya ofrece un total de más de 50 especialidades en formato reducido para disfrutar de Amaya en platillo. La mayoría de comensales que han pisado el suelo de mármol de este restaurante coinciden en la gran calidad del producto que ofrece desde sus inicios, ahora hace ya 75 años. 
Los precios oscilan entre unos 20€ por persona (16’50 € su menú) y con capacidad de 120 comensales, el restaurante Amaya de las Ramblas de Barcelona dispone de dos salones que se pueden convertir en privados para quienes deseen dotadas de la última tecnología desde donde se pueden hacer reuniones de negocios.

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.