El mejillón Frinsa: el rey de las conservas

Los mejillones son probablemente una de las conservas más típicas y tradicionales de las despensas españolas, al igual que todo buen aperitivo sube de categoría con una buena lata de mejillones. Estos moluscos bivalvos no son un manjar moderno, sino que se consumen desde hace siglos ya que, ya en la época romana, se consumían a gran escala y se cultivaban en criaderos. Posteriormente, durante el reinado de Felipe II, adquirieron mayor prestigio al formar parte de los festines del rey.

¿De dónde vienen?

Los mejillones de Frinsa se cultivan en las Rías Gallegas, donde se obtiene el producto de mayor calidad, en las denominadas bateas. Las bateas son estructuras flotantes de las que cuelgan numerosas cuerdas que se extienden hasta el fondo de la ría. En ellas se adhieren los mejillones jóvenes o mejillas y permanecen sumergidos de 4 a 6 meses. Pasado ese tiempo, se desdoblan las cuerdas de las bateas para evitar que, por el peso o por la corriente, los mejillones se desprendan y que puedan, así, seguir su crecimiento, el cual puede durar hasta 1 año.

 

Lo especial que tienen los mejillones de las Rías Gallegas (y en general todo el marisco de la zona), se debe al fenómeno del afloramiento. Este fenómeno tiene lugar en primavera y verano, y consiste en que los vientos del norte mueven las aguas de la superficie y la “renuevan” con aguas de las profundidades, que son ricas en alimento y nutrientes para los mejillones. De esta manera, con más disponibilidad de alimento fresco, los mejillones y otros mariscos pueden desarrollar el tamaño, el sabor y la textura tan característicos de este origen.

Ricos y saludables

Además de estar buenísimos, los mejillones poseen muchas propiedades nutricionales que los convierten en un alimento la mar de completo:

  • Contienen ácidos grasos Omega 3 que ayudan a controlar el colesterol, prevenir enfermedades cardiovasculares, es antiinflamatorio y favorece una correcta función cerebral.
  • Aportan numerosos minerales como el calcio, hierro, magnesio, potasio y yodo, que ayudan a controlar la presión arterial, prevenir la osteoporosis y al buen funcionamiento del tiroides, cuyas hormonas están implicadas en el metabolismo, el sistema inmune y en el desarrollo del sistema nervioso.
  • Aportan vitamina B12 (y muchas otras) que juega un papel esencial en la función cerebral y en la producción de glóbulos rojos.
  • Son ricos en proteínas y bajos en calorías, lo que los hace perfectos para deportistas y dietas, ya que ayudan a regenerar la masa ósea y muscular. 

 

El mejillón Frinsa

Los mejillones en escabeche de Frinsa se elaboran a partir de los mejores ejemplares de las Rías Gallegas y son obtenidos en campaña, una vez han alcanzado el tamaño y calidad óptimos para estar a la altura de los estándares de Frinsa. Una vez recolectados los mejillones, se seleccionan a mano, separándolos por tallas, y se limpian manualmente para quitarles el biso y la barba. Posteriormente, se cuecen al vapor y se deshidratan para evitar que la salsa se deteriore. La guinda del pastel la pone el famoso escabeche Frinsa, elaborado según la receta tradicional a base de vinagre, aceite de oliva y especias, con un sabor muy suave para acompañar a la perfección el sabor y calidad sin eclipsar al protagonista, el mejillón.

Además del sabor y calidad extraordinarios, estos mejillones aportan otras ventajas como que no necesitan conservarse en frío y están listos para consumir, es solo abrir y disfrutar. De igual forma, si no se consume el líquido de conserva o sobra, se puede emplear para elaborar platos o recetas con un sabor inigualable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre Frinsa

Grupo Frinsa es uno de los mayores fabricantes europeos de túnidos y mariscos en conserva, con sede central en Ribeira (Galicia – España). El principal objetivo de la compañía es la producción de conservas de máxima calidad, focalizando esfuerzos en dar respuesta a las expectativas de los clientes de un modo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Por ello, dispone en sus fábricas de conservas de las más importantes certificaciones en materia de calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad de los recursos pesqueros.

 

Dentro del conglomerado, Frinsa se posiciona como la marca premium y ofrece un exclusivo surtido de productos de máxima calidad, con una imagen contemporánea e inconfundible como son los Mariscos de las Rías Gallegas, Ventresca y Bonito del Norte procedente de la Costera del Cantábrico, pulpo o bacalao, entre otros. Además, comercializa la gama premium Proteína Natural, su propuesta más saludable: conservas de pescado y carne elaboradas mediante un proceso exclusivo de enlatado en crudo de atún claro, bonito del Norte, salmón, merluza, pechuga de pollo y pechuga de pavo.

 

Todos sus productos se comercializan en establecimientos especializados, tiendas gourmet, en las propias tiendas físicas de FRINSA LA CONSERVERA (localizadas en Madrid, Valencia, Bilbao, Alicante, Ribeira, Murcia, A Coruña, Santiago, Vitoria, Málaga y París), así como en su tienda online. 

 

Para más información 

Sandra García 

917 707 276 / 649 111 233

sgarcia@roi-up.es

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.