formatge suís

Su presencia en cualquier preparación culinaria convertirá la mesa en un imán para
todos los sentidos
Una variedad de sabor puro que se elabora en menos de 10 queserías de la
zonas de montaña

El queso Tête de Moine AOP te ofrece una sabrosa excusa para celebrarel 14 de febrero en casa. Es el más romántico de los quesos suizos ya que se raspa en forma deflor, con un utensilio llamado girolle que consigue liberar todas sus propiedades organolépticas,convirtiendo cada bocado en un auténtico placer. Si vas a regalar flores, que sean de Tête de Moine AOP,  una experiencia para disfrutar con los cinco sentidos.

Flors de formatge

La vista, por su bella forma. Te recomendamos terminar la receta haciendo las flores de Tête de Moine AOP en directo, sobre la mesa y colocándolas en su plato después. Son tan delicadas y elegantes que dan un toque original, sensual y altamente estético a cualquier creación culinaria.

El tacto, mejor en recetas aptas para comer con los dedos: la suavidad de las finas láminas rizadas se deshace en la mano. El oído, por el suave acariciar de la girolle sobre la pieza. El olfato… ¡qué decir!. Es un queso de leche cruda de vacas que pastan en libertad y se alimentan de pasto fresco y heno, 100%libre de aditivos artificiales.

Y, por supuesto, el gusto ya que al rasparse con la girolle, el Tête de Moine AOP libera todo el aroma y sus reminiscencias salinas. Con esta técnica, la superficie del queso entra en contacto con el oxígeno y como consecuencia potencia sus propiedades organolépticas.

grillet

 

Las características flores del queso Tête de Moine: Sus flores son tan delicadas y elegantes que dan un toque original sensual y altamenteestético a cualquier creación culinaria.

 

Conoce mejor a Tête de Moine AOP

Originario de la región del Jura, los monjes del monasterio de Bellelay lo elaboraban minuciosamente ya desde el siglo XII. De ahí su nombre, Tête de Moine (cabeza de monje), por la similitud entre el queso, una vez abierta la corteza superior, con la coronilla afeitada de los monjes.

En la actualidad, su sabor puro obedece a las manos de maestros queseros que lo producen en menos de 10 queserías de aldea de las zonas de montaña de las regiones de Franches Montagnes, Porrentruy, Moutier y Courtelary.

De aroma distinguido y refinado y masa semidura, cada pieza de este queso no llega al kilo de peso y su maduración oscila entre los 3 y los 4 meses.

Su capacidad para combinarlo con un gran abanico de productos y elaboraciones, hacen de este queso la excusa perfecta para pensar en platos y elaboraciones que seduzcan en un plan de San Valentín.

 

Te damos algunas ideas:

Canapés con ternera, higos y Tête de Moine AOPCanapés

Ingredientes para 4 canapés

  • 4 rosetas de Tête de Moine AOP
  • 4 finas lonchas de carne de ternera fría
  • 4 rebanadas de baguette
  • 2 cucharadas de miel
  • 4 higos partidos por la mitad
  • 1 naranja fileteada
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 ramita de tomillo
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Mezcla la miel, el aceite y el tomillo. Marina los higos y las naranjas con la salsa durante 5 minutos, mezclándolo, una vez, en círculos.
  • Sazona la salsa a su gusto con sal y pimienta.
  • Cubre las rebanadas con la carne de ternera fía, previamente enrolladas y cortadas en tiras, cubriéndola con un filete de naranja.
  • Rocía los canapés con el resto de la salsa y decora cada uno con una roseta de Tête de Moine AOP.
  • Adorna el plato con los higos.

 

Peras pochadas al limoncello coronadas con Tête de Moine AOPPeres amb figues

Ingredientes para 2 personas

  • 4 rosetas de Tête de Moine AOP
  • 2 peras Roma
  • 20 cl de limoncello
  • 1/2 cucharada de miel
  • 0,10 g de azafrán en filamentos
  • 25 cl de agua

Preparación

  • Pela las peras sin vaciarlas manteniendo los rabillos.
  • Pon en una cazuela limoncello, miel, azafrán y cubrir con agua.
  • Cocinar durante 40 minutos a fuego lento, cubriendo regularmente las peras en los jugos de cocción.
  • Deja reposar fuera del fuego.
  • Coloca las peras en un plato para servir, aliñar con jugo con sabor a azafrán y decorar con rosetas de Tête de Moine AOP.

 

Los quesos de Suiza: los mejores quesos famosos en todo el mundo

Los Quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en Suiza, país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.

Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

La rigurosa normativa, sometida a un estricto control por parte de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, garantiza la elaboración tradicional del producto desde el origen de la cadena hasta el final, momento en el que un tasador certifica que el queso tiene la suficiente calidad para llevar el sello de su región quesera. De esta manera, la denominación de origen suiza es garantía de un producto absolutamente natural.

 

Por revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.