¿De verdad el kétchup mejora la hamburguesa?

Aunque parece que el kétchup y la mostaza llevaran toda la vida compartiendo plato con la hamburguesa, no siempre ha sido así. “Es cierto que la mostaza aparece, junto a los encurtidos, en buena parte de las recetas originales, pero la especiada y dulzona salsa de tomate no comienza a añadirse hasta los años 50 del siglo XX”, nos explica Sergi Ibáñez, copropietario de la cadena de hamburgueserías Timesburg.

Fue idea de una cadena de comida rápida estadounidense que buscaba hacer su oferta gastronómica más atractiva para los niños. Y lo consiguió, de ahí que restaurantes de todo el país se sumaran a la idea y pronto fue una combinación tan popular que hizo pensar que siempre había estado allí.

No obstante, es una salsa que tiene muchos detractores. Sin ir más lejos, uno de los varios cocineros que se atribuye la creación de la primera Burger allá por 1900 en Estados Unidos, Louis Lassen, un inmigrante danés , propietario de Louis ‘Lunch en New Haven, Connecticut, siempre renegó del kétchup. Tanto es así que ni siquiera se ofrece como un extra.

“Puedo comprender por qué al señor Lassen no le gustaban las hamburguesas con kétchup. Hablamos de una salsa muy dulce, en algunos casos empalagosa, bastante especiada y no precisamente sutil, con una intensidad de sabor tan potente que enmascara el sabor de una carne de calidad, por eso en Timesburg no se lo añadimos a nuestras burgers, preferimos que sean los clientes quienes lo hagan si les gusta. De hecho en todas las mesas, pueden encontrar nuestro comboy de salsas caseras entre las que además del kétchup, ponemos mostaza y un aderezo especial con un ligero toque picante”, explica Sergi.

Todo tiene un orden
Tras la polémica por el orden de los ingredientes del emoji de la hamburguesa de Whatsapp, no podíamos dejar de preguntarle a Sergi por el orden correcto de las salsas. “Al igual que el tipo de condimentos, su orden es algo muy personal, aunque hay que saber que la salsa que se pone encima tendrá más sabor que la que se pone abajo. Además, si echamos la salsa encima será más sencillo de comer porque los ingredientes no resbalarán tanto”.

¿Y si le ponemos varias salsas? “Entonces podemos colocar las más intensas en la base de la Burger y las más sutiles encima. O bien hacer como hacen en Alabama, donde mezclan la mostaza, el kétchup y la mayonesa y lo añaden una vez revuelto encima de la carne. Si además quieren poner salsa barbacoa o tabasco, también las echan a la mezcla”, nos explica Sergi.

¿Dónde están?

Barcelona: Timesburg París (París, 95), Timesburg Sants (Moianès, 75), Timesburg Poblenou (Pujades, 168), Timesburg Sant Pau (Rosselló 520), Timesburg Sant Joan (Sant Joan, 47), Timesburg Casanova (Casanova, 246), Timesburg Les Corts (Nicaragua, 137) San Andreu (Passeig de Fabra i Puig, 229). Madrid: Timesburg Avda. América (Francisco Silvela, 91).

Para más información:

Sonia Valero sra.ginger@gingerandsoda.com

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *