• Los vinos blancos suelen ser la elección ganadora para acompañar todo tipo de pescados y marisco, ya que combinan a la perfección con el sabor del producto y no le restan sabor ni intensidad.
  • Complementar el marisco con el vino adecuado potencia los sabores del plato y añade un extra de calidad a la experiencia gastronómica del comensalexplica Alejandro Sanahuja, chef y gerente del restaurante Marisquería O’Peregrino.

Cuando el pescado y el marisco son unos de los productos estrella de la mesa, es fundamental saber acompañarlo de un buen vino para complementar y potenciar su sabor. La recomendación de Alejandro Sanahuja, chef y gerente de O’Peregrino, marisquería con 30 años de historia situada en el corazón de Barcelona, es apostar por un vino blanco.Y es que, en un producto fresco como el marisco, su carácter yodado desaconseja la elección de algunos vinos que potencian sabores metálicos, como es el caso del vino tinto.Es por esta razón por la que los vinos blancos suelen ser la elección ganadora para acompañar todo tipo de pescados y marisco, ya que combinan a la perfección con el sabor del producto y no le restan sabor ni intensidad.Los vinos aconsejados deben ser frescos, minerales y con una buena acidez. Para Sanahuja, la mejor opción es un albariño de las Rías Baixas: “Los albariños cuentan con un aroma muy característico y es rico en ácidos, lo que los hace muy identificables y unos grandes aliados del marisco del Atlántico”.Otra de las variedades de vino que maridan perfectamente con el marisco son los Denominación de Origen Ribeiro.Para productos como el langostino, la gamba o el bogavante, Sanahuja recomienda los vinos blancos con crianza. Con ostras, calamares o langosta, el chef apostaría por la variedad chardonnay, que puede contar con una sabor más complejo, más afrutado y seco y marida perfectamente con el sabor de este tipo de marisco.

Champán, cavas y espumososEn el caso de un producto como almejas y moluscos crudos, el vino ideal para acompañarlos sería un espumoso. “Si queremos contrastar sabores e innovar, podemos apostar por el cava o el champán para acompañar a nuestro plato”. Las vieiras, sin embargo, requieren una elección más concreta. Para las vieiras a la plancha, optaremos por un vino blanco de la tierra: albariño, treixadura o godello. En el caso de las vieiras gratinadas, maridaremos con un Chardonnay o, incluso, un tinto joven.Además, otro de los productos puramente gallegos que encajaría con otro tipo de vino es el pulpo. Casa con vino rosado y el tinto joven.Finalmente, Sanahuja recuerda que el protagonismo lo debe tener siempre el marisco, que debe ser fresco. Sin embargo, “complementar el marisco con el vino adecuado potencia los sabores del plato y añade un extra de calidad a la experiencia gastronómica del comensal”, añade.

 

Sobre O’Peregrino

El restaurante O’Peregrino se fundó hace más de 30 años y se ha convertido en una de las marisquerías de referencia en la Ciudad Condal. Su oferta gastronómica pone en valor el producto gallego e incorpora las técnicas de vanguardia aprendidas por Alejandro Sanahuja, actual gerente y propietario del restaurante, en la Escuela de Hostelería Hoffman de Barcelona. El trato cercano con el cliente es uno de los aspectos claves de este establecimiento, donde la gran mayoría de los comensales se dejan aconsejar por el metre según el producto fresco disponible y las nuevas incorporaciones de la carta.

Por revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.