Catalunya Gastronómica descubre la gastronomía y los productos de montaña de la provincia de Huesca

La provincia de Huesca es característica en muchos sentidos. Posee una historia milenaria, con increíbles monumentos enclavados en la naturaleza de Alto Aragón y por sobre todo una gastronomía propia que destaca por sus sabores, texturas, variedad y creatividad.

El viaje comenzó con la visita al II Congreso de Producto y Gastronomía “Hecho en los Pirineos’’ en el Congreso de Huesca, donde productores locales tanto de vinos como de otros productos estrella, tuvieron la oportunidad de generar un espacio de debate y entrega de información en la que la gastronomía de los Pirineos fue el eje central. 

Durante las exposiciones, los más de 400 asistentes tuvieron la oportunidad de conocer y descubrir la riqueza gastronómica de los Pirineos centrales, así como también, los innumerables productos locales, como los productos de proximidad, los frutos y frutas más características, la producción agroalimentaria, que transforman dicha localidad en un referente a nivel mundial en todo lo que respecta a la cocina de montaña.

Entre las exposiciones que más destacaron, fueron las experiencias de los Vignerons independientes de Huesca, quienes tienen como principal objetivo impulsar un proyecto que reúna la provincia de norte a sur, a través de la producción de vinos elaborados artesanalmente por viticultores de pequeñas bodegas de la zona desde la localidad de Monegros, hasta los Pirineos y que se caracterizan por llevar el vino y su gran pasión por este producto en la sangre.

Así mismo, se destacaron las exposiciones de diversos restaurantes de reconocimiento, quienes explicaron cómo se elaboran los diversos platillos con productos de montaña, realizando además, varias demostraciones gastronómicas.

Luego del cierre del Congreso, la revista Catalunya Gastronómica tuvo la oportunidad de evidenciar todo lo anterior a través de un exclusivo recorrido por varias zonas y localidades que hacen de la provincia de Huesca, un punto de encuentro único e imperdible para comensales españoles y de todas partes del mundo.

El viaje comenzó en una hermosa localidad de la provincia de Huesca llamada Fonz, donde se ubica una icónica quesería “Val de Cinca’’ que se destaca por sus innumerables productos lácteos de producción propia y artesanal como el queso curado de oveja, que se destaca por su suave y agradable sabor; su increíble yogurt griego elaborado exclusivamente con leche pasteurizada y fermentos lácteos vivos, sin aditivos ni proteínas de suero, transformando a este producto en un alimento probiótico muy nutritivo y saludable.

Así mismo, tuvimos la oportunidad de conocer cómo se elabora su producto estrella, el queso Nube de Val de Cinca, el cual fue premiado en 2016 por el reconocido concurso internacional “Cincho’’, ganando medalla de oro. Este exclusivo queso de pasta blanda de oveja es madurado en cámara durante dos semanas consecutivas, lo que le da un gusto único y muy suave, a pesar de su textura que es más firme.

Luego de la quesería nos trasladamos a la icónica ciudad de Barbastro la cual se encuentra en la unión de los ríos Cinca y Vero. En este lugar fuimos a degustar una novedosa gastronomía en el reconocido restaurante Trasiego, el cual se destaca por su producto de proximidad y temporada, fusionando sabores y texturas de diversas culturas. Los platillos estrella sin duda, fueron el ravioli de rabo de buey y el lingote de ternasco de Aragón cocinados de manera perfecta.

Así mismo, la instancia contó con una completa introducción a lo que es la ruta del vino de Somontano, siendo Barbastro el protagonista principal como capital del sector ubicado en un entorno privilegiado con productos de primera calidad. También, visitamos la “Trastienda’’ un sector único ubicado en la planta más alta del restaurante, el cual cuenta con una barra de bar rodeado de una exposición de exclusivas botellas de vino del sector. Este espacio fue creado para que los comensales pudieran disfrutar del popular “tapeo’’ junto con degustar exquisitos vinos D.O. Somontano.

Siguiendo con nuestra ruta gastronómica, la próxima parada fue la finca de Esteban Andrés, reconocido hortelano de la zona, quien cultiva los aclamados tomates rosa de Barbastro, famosos por su tamaño, forma, textura e increíble sabor. Este producto constituye un patrimonio gastronómico que los hortelanos han sabido conservar y preservar. Su denominación de origen está reservada para unos pocos y deben cumplir con un exigente reglamento de uso de esta marca, detallada en la Asociación de Hortelanos.

Además, en dicha instancia tuvimos la oportunidad de conocer cómo se cultivan los espárragos blancos de Barbastro. Toda una novedad para quienes nunca habían presenciado una de estas cosechas. Este producto es característico por su sabor, jugoso, pero a la vez fino al paladar y lo mejor es que casi no tienen fibra, lo que los hace únicos.

Nuestra última parada en Barbastro fue en la bodega «El Grillo y la Luna»proyecto familiar que nace en 2007, el cual cuenta con 48 hectáreas de viña, recolectando y seleccionando el producto a mano. Tuvimos la oportunidad de catar su tinto estrella Grillo SP, el que es elaborado a través de un proceso de fermentación integral y el resultado es espectacular. Un vino que destacar por ser muy equilibrado, redondo y con exquisitas notas de uva.

 

Nos despedimos de Barbastro para seguir nuestra ruta hacia Alquézar, reconocido municipio de la ciudad de la comarca de Somontano. Al llegar nos dirigimos hacia un hermoso restaurante llamado Casa Pardina, el cual ha sido meticulosamente restaurado y hoy es dirigido por las hermanas Ana y Mari que te hacen sentir como en casa.

El ambiente es acogedor, pero con detalles muy modernos y vanguardistas. Lo que más impacta al llegar son las increíbles vistas del entorno de Alquézar, que se pueden apreciar desde el comedor principal o desde su terraza. Su gastronomía es inolvidable. Comenzamos con una exclusiva cata de aceites característicos de la zona, acompañados por unas exquisitas tablas de queso, para luego pasar a degustar diversos tipos de cervezas elaboradas por un icónico productor de la zona. Otro de los platillos que destacó fueron los sabrosos caracoles con ajoaceite que hicieron que fuera una velada única e irrepetible.

Siguiendo con nuestra ruta por Huesca, nos dirigimos hacia Aínsa. Otro de los municipios de la provincia de Huesca en el que descubrimos el vacuno ecológico de la llamada “raza pirenaica’’. Esta raza particularmente está muy arraigada al Pirineo Occidental y se caracterizan por ser bovinos que poseen mucha masa muscular, pero que al paladar se siente como una carne muy tierna, jugosa, aromática y sabrosa.

Así mismo, pudimos observar cómo se cultivan las manzanas ecológicas de Ainsa, uno de los productos de montaña estrella, perfectas para transformarlas en un delicioso, nutritivo y dulce zumo natural con esta preciada fruta.

Para cerrar nuestra jornada en Aínsa termínanos compartiendo una cena en la tradicional Casa Fes, restaurante con más de 25 años de historia en el que pudimos degustar comida típica de montaña con un delicioso pedazo de ternera de raza pirenaica.

Luego de esta maravillosa experiencia gastronómica llegamos a La Fueva, hermoso valle  rural de la comarca de Sobrarbe. Al llegar con la puesta de sol a nuestras espaldas, pudimos ir a pie y conocer cómo se crían los latones o más conocidos como “los cerdos felices’’ a cargo de la familia Melsa, quienes llevan criándolos por más de 5 generaciones desde 1860.

Estos latones se crían en libertad en amplias zonas de terreno y su alimentación se basa principalmente en bellotas, raíces, maíz y cereales. Su carne se caracteriza por su calidad, libre de hormonas y baja en grasas saturadas. El recorrido finalizó con una deliciosa muestra de fiambres entre las que destacaron distintos tipos de longanizas, chorizos, chistorras, fuet, entre otros.

Seguimos nuestro recorrido por La Fueva hasta llegar a un característico terreno de cultivo de trufas, una de las variedades de hongos más preciadas por su sabor, aroma, olor y valor en las distintas gastronomías locales e internacionales. La increíble demostración de caza de la misma, estuvo a cargo de su dueño junto con sus dos perros que amaestró especialmente para dicho trabajo.

En estos terrenos están plantados árboles encineros en cuyas raíces se haya microrrizado el hongo de la trufa. Para poder cosecharlas hace falta mucha paciencia, ya que sólo después de 8 años de haber plantado, se comienzan a producir las primeras trufas. Fuimos en la época precisa, ya que suelen salir en época de invierno entre enero y marzo.

Los perros van junto a su dueño y apenas huelen una trufa a los pies de una encinera las marcan con una pata haciendo un pequeño hoyo en la tierra indicando de esta forma que está el premio debajo de ellos. El dueño los premia con una golosina y se dispone a cavar de manera vertical para sacar la trufa ¡Fue toda una experiencia!

Nuestra travesía terminó en la localidad de El Grado, en la Piscifactoría Viveros del Pirineo en donde desde el 2008 se cría a un exótico y sabroso pez llamado esturión el cual pesa casi 5 kilos. Así mismo, se suma la icónica trucha que puede llegar a pesar hasta 3 kg.

Lo novedoso de esta piscifactoría es que es una de las pocas de España que se dedica a producir caviar y una completa línea de ahumados que tuvimos la suerte de probar, junto con una deliciosa cata de aceites ecológicos Ecostean, primera almazara de Huesca. La carne de esturión es reconocida por no tener espinas, así como sus propiedades en Omega 3 y Omega 6.

 

Así finaliza nuestra ruta gastronómica por la provincia de Huesca. Sin duda destacan los productos cercanos y de elaboración propia que caracterizan las propiedades de la tierra de los Pirineos y sus alrededores. Una parada obligada para comensales con paladar exigente quienes sin lugar a dudas vivirán una de las mejores experiencias gastronómicas de sus vidas. No solo por la calidad de los platillos y productos, sino también por el increíble entorno cultural y natural que envuelven a esta hermosa y fértil tierra.

Elaborado por:

María Pía Castillo Vicuña

Redactora

piacastillov@gmail.com

M: 666727505

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.