Buñuelos de Otoño en Nunos Pastelería

José Fernández, maestro pastelero de Nunos (Narváez, 63 – Madrid), se ha inspirado en una tarde de otoño para crear la colección de buñuelos 2015, Buñuelos de Otoño.

José Fernández ha querido recrear los aromas y olores que percibimos cualquier tarde de otoño mientras damos un paseo por el bosque con familiares o amigos tras una comida entrañable. Y así surgen ocho buñuelos de distintos sabores que conforman esta colección de Buñuelos de Otoño.

En nuestro paseo por el bosque el aire de otoño huele a musgo y a tierra mojada. Así lo plasma José Fernández en el Buñuelo de Tierra húmeda con musgo, un buñuelo elaborado con un streusel de cacao que al morderlo desprende ese aroma a tierra mojada, pero un sabor delicioso.

Seguimos con nuestro paseo y nos encontramos trozos de corteza de árbol mojados por la lluvia que tienen un tacto flojo y en el ambiente se siente un punto de humedad. Los árboles desprenden un olor a vegetación sana, como en el Buñuelo de Crema de Pino, eucalipto y tomillo limonero, elaborado con una crema pastelera cuya fusión de ingredientes dan lugar a estos aromas a bosque y plantas.

Durante el otoño nuestros sentidos se llenan del perfume de las castañas y calabazas, y por eso José Fernández ha creado sendos buñuelos que nos recuerdan esos aromas. Así el Buñuelo de Crema de Castaña (crema de nata con castañas a la vainilla) y el Buñuelo de Crema de Calabaza (simulando el bizcocho de calabaza típico en América) impregnan nuestros sentidos de esos aromas al morderlos.

El otoño también huele a setas, a boletus, a trufa…. como podemos apreciar en el Buñuelo de Crema de Boletus (boletus confitados con reducción de P.X.) y en el Buñuelo de Crema de chocolate con trufa negra, éste último con una textura de tierra como el lugar que envuelve las trufas antes de la recogida, pero con un sabor a chocolate negro.

Pero el otoño también es tiempo de conserva casera, mermeladas y compotas elaboradas con frutos otoñales, como la zarzamora que BUÑUELOS DE OTOÑO EN NUNOS PASTELERÍA vamos encontrando en nuestro camino y que ha utilizado José Fernández en el Buñuelo de Frutos del Bosque, elaborado con un semiconfitado de bayas, arándanos y zarzamoras.

Después del paseo y con el frío en la puerta dan ganas de encender algo de fuego y sentarnos alrededor de la chimenea, así que imaginamos el olor de la leña y el humo con el último buñuelo de la colección, el Buñuelo de Crema de Queso con humo, un buñuelo relleno de crema de queso ahumada con madera de encina que recordará cuando los pastores se sentaban alrededor del fuego. Este último aroma nos recuerda que es hora de volver a casa, de cerrar las ventanas y buscar un rincón junto a la lumbre donde sentarnos a terminar de saborear los Buñuelos de Otoño que hayan podido quedar en la caja que nos hemos llevado al paseo de la tarde.

Desde su primera colección en 2010 que se inspiraba en los chocolates de orígenes, hasta la presente de sabores de otoño, algunos buñuelos han quedado marcados y son tan demandados por los clientes que continúan elaborándolos, como el buñuelo de chocolate de Venezuela con círtricos y Yuzú o el de chocolate de México al café (Colección 2010), el Buñuelo de leche frita o el de dulce de leche (Colección 2011), el Buñuelo de Chupachups o el de Algodón de Azúcar (Colección 2012), el Buñuelo de Mandarinada o el de Horchata (Colección 2013). Pero en Nunos Pastelería también encontraremos Panellets, Huesos de Santo con rellenos tradicionales y Huesos de Santo bañados en chocolates de orígenes que recorren los más cálidos rincones del planeta.

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.