5 curiosidades del queso suizo Appenzeller® que quizá no sabías

El Appenzeller® es una de las variedades punteras de queso suizo, que destaca por su refinado y aromático sabor. Sin embargo, esta valorada variedad esconde diversas curiosidades que puede que aún desconozcas:

  1. La elaboración del Appenzeller® está restringida a los cantones de la región de Appenzell, St.Gallen y Thurgau. Actualmente existen sólo 65 queserías que lo elaboran, siguiendo una receta tradicional.
  2. El sabor de esta variedad es fruto del adobo conocido como “sulz”. Durante los meses de maduración, las ruedas de Appenzeller® se frotan con esta salmuera, obtenida mediante la destilación de una mezcla de 25 hierbas, raíces, hojas y flores. La receta de este adobo es única, además de ser un secreto transmitido de generación en generación, que sólo conocen dos personas en el mudo.

  1. Como en todos los quesos suizos, la máxima calidad está asegurada para esta variedad helvética. El pastoreo de las vacas es obligatorio, y en este país el uso de hormonas y antibióticos está totalmente prohibido.
  1. Hace más de 700 años, el Appenzeller® era una moneda de pago. Durante la Edad Media esta variedad era elaborada en los Alpes y se transportaba al valle como vasallaje al señor feudal.
  1. El Appenzeller®, como es el caso de todos los Quesos de Suiza, no contiene lactosa ni gluten, así que es apto para que todos los paladares puedan disfrutarlos. Además, contiene importantes valores nutritivos y beneficios para la salud derivados de su elaboración totalmente natural y sin aditivos.

Quesos de Suiza: Los mejores quesos, famosos en todo el mundo

Los Quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en Suiza, país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.

Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

La rigurosa normativa, sometida a un estricto control por parte de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, garantiza la elaboración tradicional del producto desde el origen de la cadena hasta el final, momento en el que un tasador certifica que el queso tiene la suficiente calidad para llevar el sello de su región quesera. De esta manera, la denominación de origen suiza es garantía de un producto absolutamente natural.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Ulled Comunicación

Nicola Polinelli – npolinelli@ulled.com

Judith Marrasé – jmarrase@ulled.com

Tel. 93 481 36 20

 /

revistacatalunyagastronomica@gmail.com

Catalunya Gastronómica es una revista centrada en el mundo de la restauración y de la gastronomía en general. Nos enfocamos también en las bebidas y en los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.